petrofinanzas acuerdo-nuclear-estados-unidos-iran-e1436976572641

JOSE SUAREZ NUñEZ

La cotización del crudo ya se ha resentido con la crisis griega que puede expandirse a otros países europeos, las guerras en Siria, Irak y Libia, el aumento de la producción de la Opep, un posible repunte de las plataformas de extracción del crudo de esquisto en Estados Unidos, la caída del mercado de valores de China y el pesimismo de los fondos de pensión.

 

Wood Mackenzie dice que de la actual producción de Irán, que de inmediato solo puede levantar unos 120.000 barriles diarios, es una simple raya más para un tigre con una sobreoferta mundial como la actual que va a cumplir tres años seguidos.

Rusia y Brasil excedían su producción habitual para compensar la caída de los precios, y sauditas e iraquíes no se quedaban atrás bombeando más petróleo.

El anuncio del acuerdo con Irán había sido pospuesto dos veces y los jugadores del negocio petrolero estaban sobre aviso. En los sitios apacibles con información abundante y computadoras veloces, examinan hace tiempo el movimiento mundial de las materias primas y las perturbaciones del clima que son más difíciles de evaluar.

La oferta y la demanda sigue mandando, y la preocupación existente es la recesión, la desaceleración económica en partes de Europa y Asia, e inexplicablemente una seria demanda de carbón, hierro y cobre.

Sin embargo, la demanda petrolera sube lentamente y hay cifras de que para el 2016, el mercado mundial estará consumiendo 94,3 millones de barriles diarios.

Con frecuencia no hay coincidencia entre los astrólogos del mercado, cuando la Agencia Internacional de Energía pronostica que habrá un retroceso de la demanda en 1,2 millones de barriles diarios, la Organización de Países Exportadores de Petróleo indica que la demanda subirá en 1,34 millones de barriles diarios.

Lo que es más objetivo es que el ministro petrolero de Irán, Bijan Zanganeh, ha viajado a China hace semanas, ratificándoles que su gobierno a partir del mediano plazo podría asegurarle 12% de la demanda del gobierno de Beijing, aunque no hablan del precio.

Otro dato importante es la reciente visita a Teherán, de representantes de Royal Dutch Shell y ENI de Italia, supuestamente para saldar viejas cuentas y hablar de nuevas ofertas. Cuando se celebraba la última reunión de la Opep el mes pasado en Viena, los sauditas y los emires del Golfo estaban en una conferencia inusual con las ?mayors? transnacionales.

El ministro petrolero iraní también en Viena había convocado a banqueros e inversionistas extranjeros, para que se acercaran a Teherán, a la que asistieron varios ministros de la Opep.

La amenaza de que Irán pueda inundar el mercado de petróleo ha disminuido. Por el contrario en estos años de bloqueo a su petróleo es de sobra conocido que su empresa estatal Iranian National Oil está muy deteriorada, sus pozos por falta de recursos no han recibido el mantenimiento adecuado y ahora es oportuno modernizarla. Así que subir la producción a 5 millones de barriles diarios será para finales de la década.

 

Be the first to comment on ""

Leave a comment

Your email address will not be published.


*