Joven británico logró frenar un ataque del virus que amenaza al planeta

El periódico británico Daily Mail  descubrió ayer a Marcus Hutchins, quien hace unos días era un desconocido más en Londres, ahora  es célebre, cuando haciendo un experimento  en su computadora,  logró frenar de un ataque sin precedentes el ciber ataque WannaCry, que el viernes pasado amenazó al planeta.

El joven  inglés Hutchins relató que halló un error en el virus WannaCry y entonces infectó a propósito su propia computadora con este peligroso ransomware. “Conseguí una copia del malware gracias a un amigo. Al ejecutarla en mi entorno de análisis, observé  que llamaba a un dominio no registrado que terminaba en gwea.com”, contó a Daily Mail.

Así, con esta sencilla acción, detuvo el ciberataque mundial que el viernes pasado amenazó al mundo entero y que ayer continúaba amenazando. Los hackers aún desconocidos bloquearon hasta 230.000 computadores en más de 150 países.  Grandes corporaciones como Fed Ex en Estados Unidos, Renault en Francia, que tuvo que detener sus operaciones, hospitales ingleses y muchas mas en el resto del mundo.

Al ejecutar mi  análisis supe que llamaba a un dominio no registrado que terminaba en gwea.com”, contó a Daily Mail. Así, con esta sencilla acción, si bien no se pudo eliminar por completo el virus, sí consiguió frenarlo y desviarlo.

“Marcus verificó que el dominio estaba libre, lo compró por 10,69 dólares y redirigió el tráfico a un servidor de Los Ángeles”. El Daily Mail consultó a otros ‘hackers’ en su cuenta de Twitter para saber si el método era el correcto.

Marcus Hutchins trabaja en el Centro de Seguridad Cibernética británico, donde trabaja para evitar que se desarrolle una variante del virus.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Be the first to comment on "Joven británico logró frenar un ataque del virus que amenaza al planeta"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*