¿Que hay detrás de un litro de gasolina?

Esto será algo del pasado porque está resuelta la autonomía, de los autos eléctrico con el litio que es la base de las baterías, aunque también  es medicamento recomendado por los psiquiatras. El  carro eléctrico estará a precios similares a los actuales, incluyendo puntos de venta, para renovar las baterías, en un tiempo similar  o menos cuando ponen gasolina a su auto.

Hay un tiempo intermedio aparece el itrógeno, que segúnel jeque Yamani sera el sustituto del petróleo y la gasolina.

José Suárez Núñez

Después del primer embargo petrolero árabe en 1973, los precios del crudo subieron de un poco menos de 2 dólares el barril a 14 dólares y después del segundo embargo en 1978, los precios escalaron niveles escandalosos hasta llegar a 34 dólares el barril y la economía mundial entró en dificultades.

Paralela a esa situación se produjo un incremento del consumo de gasolina, diésel y otros combustibles, por la entrada en circulación de nuevos modelos de vehículos,  mayor velocidad y más kilómetros por el litro de gasolina,  lo que ocasionó a  los gobiernos europeos para fijar un alto impuesto a los combustibles. El concepto era ahorrar combustibles.

En los primeros meses tuvo éxito la gestión, pero después los automovilistas regresaron a sus hábitos de gran consumo de combustible. El fisco europeo se vio compensado con gran afluencia de recursos y los países suramericanos y asiáticos, siguieron la pista convirtieron el impuesto a la gasolina, en un importante ingresos para el fisco.

Los gobiernos nada pudieron hacer porque además del aumento de los combustibles, creció la compra de autos. Algunas fábricas de autos optaron por adaptar los motores al gasohol, una mezcla de gasolina con alcohol que se practicó mucho en Brasil, como una poderosa industria que se desvaneció. Otros países optaron por el GLP  y el gas natural como combustible.

Era la década de los 80, cuando surgían tímidas medidas de protección al ambiente y para aumentar el octanaje, las refinerías utilizaban tetraetilo de plomo, y los automovilistas estaban abandonando los vehículos de 4 cilíndros, por los de seis cilíndros y posteriormente los de ocho cilíndros. No tenían sentido protección al ambiente y aumenta de la cilindrada con tetraetilo de plomo.

La publicación estadounidense Energy Detente hizo un importante análisis y encontró durante 1981, los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y México, hicieron importantes ajustes contra el despilfarro de combustibles, por la vía del aumento de los precios y sólo EEUU tuvo éxito en ese sentido.

El presidente Portillo, de México, subió en 1981 el 150% del  diésel, 114% la gasolina Nova y 43% para la gasolina extra. En esos años, México tenía el primer lugar como el más despilfarrador de combustible, el doble que Japón y Francia. Siguió incrementándose un 15% por ciento anual y llegó a un climax, y al gobierno le costó esos años 12.000 millones de dólares, subsidiar la gasolina. Finalmente sus refinerías se dañaron por falta de mantenimiento y México a partir de ese momento es importador de gasolina de EEUU.

Venezuela tenía hábitos similares y los conductores preferían los autos de 8 cilindros y cuando definitivamente cambiaron los hábitos por los de 6 cilindros, aunque las fabricas recomendaban para esos motores usar la gasolina de 81 octanos, seguían consumiendo la gasolina de 91 y 95 octanos. Los taxistas que en Roma y Buenos Aires se pasaron al gas casi por unanimidad como combustible, los taxistas caraqueños no lo aceptaban porque decían que los vehículos con gas, no  tenían potencia cuando los contrataban en el aeropuerto del litoral para subir a Caracas y estos traían varias maletas.

Ya está prohibido usar tetraetilo de plomo y ha sido sustituido por MBTE, que es un aromático, que tiene muchos adversarios porque consideran que es cancerígeno. Las refinerías tienen  unidades de alkilación  donde es conducido el petróleo para convertirlo en gasolina o diésel. Son las unidades de destilación (fraccionamiento), conversión, reformación y alquilación y en ellas se procesan hasta 9 componentes, desde el butano hasta la nafta pesada, para darle octanage a los autos.

Venezuela en este momento comercializa unos 45 millones de litros de gasolina, y según las gasolineras, las ventas han bajado. En años pasados llegaron a comercializarse más de 50 millones de litros (un barril tiene 159 litros). También se venden de 5 a 6 millones de litros de diésel, que utilizan autobuses y camiones de transporte. Por razones políticas Venezuela hace 3 o 4 décadas vende la gasolina más barata del mundo y se enfrenta a un subsidio anual de más de 20.000 millones de dólares.

Es probable que en las próximas dos o tres décadas, no pensemos que hay detrás del litro de gasolina. La industria automovilística ahora tiene las presiones del auto eléctrico, que ya la empresa americana Tesla tiene más de un millón  de autos vendidos en California. Todas las compañías están en pugna para presentar su auto eléctrico, que no va a necesitar carburador.

Ha pasado duras pruebas como la autonomía de los vehículos. Las baterías que alcanzaba un poco más de cien millas, ahora supera la 500 millas, y además una red de estaciones de servicio, al menos en EEUU, entregará  al conductor un  dispositivo con nuevas baterías para sustituir las agotadas en un tiempo récord. Será como cuando le llenan el tanque.

Esto acabará parcialmente con la contaminación y alejará el efecto invernadero. Los grandes camiones de transporte en EEUU y Europa se han ido pasando para el gas. El jeque Yamani, el más renombrado ministro petroleros de Arabia Saudita  ha declarado “de la misma manera que el petróleo derrotó al carbón, como el rey de los fósiles, el nitrógeno desplazará el petróleo y por supuesto a la gasolina.”

Los viajes espaciales estaban detenidos y el combustible era el problema, que esta casi resuelto con el viaje a Marte, porque  el  nitrógeno está en la atmósfera. No sabemos como reaccionará el ser humano si llega a Marte. Parece que la distancia para llegar al destino se acorta, y para esos supuestos 15 días de vuelo hacia lo desconocido, podría ser conflictivo y complejo,  y para evitarlo, algunos expertos espaciales han declarado que después del despegue en la Tierra, a los astronautas los pondrán a “dormir” y despertarán un día antes, de la calculada llegada a su destino.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Be the first to comment on "¿Que hay detrás de un litro de gasolina?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*