La Opep puede derrumbarse más pronto que tarde

Venezuela, Nigeria, Irak e Irán se acercan a la incertidumbre a corto plazo ¿Qué sucederá cuando los sauditas se vayan de la Opep?

Estos cuatro países enfrentan una fuerte incertidumbre a corto plazo y habrá que ver qué sucederá sobre la lealtad de los sauditas a la Opep. Cuando pareció que la Opep había encontrado el camino del éxito, en medio de una sobreoferta mundial de petróleo, sus recortes de producción que ayudan a equilibrar los precios, el futuro del grupo de estos cuatro países, es cualquier cosa menos cierta.

Venezuela está atravesando sus mayores dificultades financieras, porque sus ingresos dependen de sus exportaciones petroleras y los precios están en los más bajos niveles de la década y arrastra la más alta inflación de la región y una deuda casi impagable.

PDVSA, la empresa petrolera estatal de Venezuela, se acerca al pago de 3,500 millones de dólares entre octubre y noviembre,  con muchas probabilidades de que caiga en un default. La producción sigue cayendo y las reservas están en menos de 10 billones de dólares para enfrentarse a las deudas. La empresa  no estaría solvente sin la ayuda de Rusia y China. Helima Croft, jefe de estrategia de RBC dijo a NBC “pienso que el default es un claro y presente peligro.

Según el más reciente reporte mensual de la OPEP  (Monthly Oil Market Report), Venezuela estaba produciendo en agosto 1,918  millones de barriles diarios.

Nigeria puede resumirse en perturbación

Nigeria podría enfrentarse a futuros problemas. El país está exento del recorte de la Opep por lo que queda del año. Ataques de militantes armados han forzado a sacar de la producción  unos 300.000 barriles de la producción en el 2016. Nigeria está bombeando su producción histórica de 1.8 millones de barriles diarios.

No obstante,  los analistas  consideran que la actual situación  puede mantenerse y los grupos militantes están  perdiendo la paciencia y el gobierno no es hábil para cumplir las promesas y al presidente lo llaman un “pato cojo”, mientras el grupo que está negociando, muestra signos de desintegrarse, dijo  el analista senior  Verisk Maplecroft a Malte Liewerscheidt de NCBS.

En el Delta del Níger  pueden  recrudecer las acciones de nuevo  y los 300.000 barriles que ha incorporado para restablecer a la producción podrían perderse. La tensión podría crecer cuando se celebren las elecciones presidenciales en el 2019. :

 La independencia del Kurdistan, cuestiona una parte importante de la producción petrolera de Irak

Las recientes elecciones por la independencia de la región del Kurdistan de Irak, podría debilitar su producción en la Opep.

Fuerzas del Kurdistan controlan la provincia de Kirkuk, al norte de Irak y aspiran a retener su control al convertirse en un país independiente  y retener los ricos campos petroleros de la región. Supuestamente podrían  tener problemas en el mercado.

Turquía anunció recientemente que podría “cerrar las válvulas de exportación de crudos procedentes del Kurdestan, que es uno de los mayores bombeos de la producción de Irak. Iraq e Irán, se opusieron a la elecciones por la independencia de Kursistan, señalando que ese no era apropiado para fluir en esos países.

Según la agencia Boomberg la operación alrededor de Kirkuk está en capacidad de producir más de 1 millón de barriles diarios de crudos y dispone de 90.000 millones de barriles de reservas probadas. Estos crudos en el mercado, podrían crear una mayor perturbación en el mercado global y una distorsión de los precios.

Irak actualmente está produciendo 4,448 millones de barriles diarios. Si el Kurdistan controla uno de los más importantes campos y otros países se niegan al transporte de los crudos kurdos, debilitaría la producción del segundo productor de la Opep.

Las nuevas sanciones contra Irán no vendrían de inmediato

Los futuros desarrollos de Irán no afectarán directamente el suministro al mercado, pero sería importante, si las autoridades estadounidenses accionan la presión sobre el “US nuclear deal 2015”, que liberó las sanciones al gobierno de Teherán. El presidente Trump ha expresado que respalda reasumir las sanciones, un movimiento que podría detener las inversiones de la industria petrolera iraní, en momento está planificando el comienzo de nuevos proyectos.

Irán ha agregado cerca de 1 millón de barriles diarios de su producción desde 2015, subiendo desde 2,836 miles de barriles diarios a 3,828 millones de barriles diarios en Agosto de 2017. Si las sanciones se activan, la caída de la producción podría tener un significativo efecto en el mercado.

Pero la Opep puede tener una baja considerable y sería un nuevo elemento de perturbación si Arabia Saudita, logra tener éxito en el lanzamiento de SaudiAramco, al mercado de valores de Wall Street. Tendrá que abandonar la Organización, porque si va a estar alineada a las grandes Big Oils, no puede estar defendiendo los precios, o haciéndoles exigencies a las compañías, porque será una más. Es decir, cambia de negocio, se olvida de que hay que cortar producción para que suban los precios, o bajar producción porque hay una sobreoferta.

Va a entrar en el juego, en el estira y encoge de los grandes corporaciones, aunque va a seguir siendo productor. Esto revela que los sauditas, se considera no estar obligada con la Opep, organización que ha estado manejando,  en sus casi 60 años de existencia.

También tendría que estar atenta a las leyes Anti-trust, para manejar esa situación  de país productor o de exportador, y si vería precisado a explicar como SaudiAramco, si Arabia Saudita seguirá en la Opep.

Fuente: Bloomberg

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Be the first to comment on "La Opep puede derrumbarse más pronto que tarde"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*