Pdvsa acosada por lluvia de cobros financieros en noviembre

La petrolera estatal venezolana PdV parece haber retrocedido una vez más en su último pago de deuda, después de que un pago de capital de $842mn por un bono 2020 con fecha del 27 de octubre finalmente comenzara a llegar a los tenedores de bonos durante la noche .

Las apuestas fueron especialmente altas esta vez, porque el bono 2020 está respaldado por una participación de 50.1% en la filial estadounidense de PdV downstream, Citgo.

Según los ejecutivos financieros, la demora en morderse las uñas probablemente tuvo menos que ver con la menguada posición de caja y el equipo financiero novato de PdV que con las llamadas nerviosas de los bancos intermediarios estadounidenses a la Oficina de Control de Activos Extranjeros de los Estados Unidos para asegurarse de que no estuvieran en entredicho. de las sanciones financieras de los Estados Unidos en el país de la OPEP.

Ahora el tiempo corre para que PdV pague $1.1bn en capital vencido hoy con un bono PdV 2017.

A diferencia del 27 de octubre, cuando PdV emitió una declaración afirmando que había iniciado el pago de la deuda, la compañía esta mañana no había confirmado que el pago programado de hoy había comenzado.

Pero en una serie de anuncios esta tarde, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo que $ 1,121 millones en el PdV 2017 serían pagados “mañana”. Simon Zerpa, el recién nombrado ministro de economía y finanzas y ex director financiero de PdV, dijo que el pago del principal y los intereses sobre el bono a “JP Morgan” había comenzado, y aludió a JPMorgan Chase cuando la institución financiera con sede en Nueva York no directamente involucrado con los pagos de bonos de PdV excepto como uno de varios bancos intermediarios.

Maduro nombró al vicepresidente Tareck El Aissami para encabezar una comisión para refinanciar y pagar la deuda externa.

Tanto Zerpa como El Aissami figuran entre las decenas de funcionarios venezolanos objeto de sanciones estadounidenses.

“Vamos a convocar una renegociación de nuestra deuda externa para seguir invirtiendo en nuestro modelo social”, dijo El Aissami esta tarde, culpando al “bloqueo salvaje y la persecución” de los Estados Unidos por la difícil situación del país.

Los expertos en deuda soberana dicen que el enigma de la deuda del país no tiene precedentes y es insostenible.

A partir de ayer, Venezuela no pagó más de $800mn de intereses con vencimiento en octubre por nueve bonos, incluidos cuatro bonos PdV, cuatro bonos soberanos y un noveno bono adeudado por Electricidad de Caracas, una antigua empresa privada absorbida por la empresa eléctrica estatal Corpoelec en 2010.

Si PdV no paga los $ 48mn de intereses adeudados por el bono PdV 2017 de $ 1,12bn y 8.5pc que alcanza el vencimiento final hoy, los atrasos de intereses impagos de la compañía acumulados desde el 4 de octubre aumentarían a más de $850mn.

PdV invocó un período de gracia de 30 días sobre los pagos de intereses de bonos de octubre que permite a la compañía comenzar a realizar los pagos de intereses diferidos el 10 de noviembre cuando se adeudan $ 28mn adicionales por un bono Elecar de 8.5% y $650mn que alcanza su vencimiento final en abril 2018.

Las reservas internacionales reportadas por el banco central venezolano de $ 9.86bn no han cambiado luego del anuncio de PdV el 27 de octubre de que había pagado $842mn de capital sobre el bono de $ 3,3368 millones y 8,5% de 2020.

Es probable que los fondos para cubrir el pago del principal de 2020 provengan de los ingresos de repuesto devueltos al gobierno de Venezuela luego de que en octubre caducara en los intercambios de oro sobre colateralizados con Deutsche Bank y Citibank.

Los intentos de Venezuela de renegociar la deuda respaldada por oro fracasaron porque los dos bancos estaban preocupados por posibles violaciones de las sanciones estadounidenses.

Una reestructuración futura de la deuda de PdV podría comenzar con un canje de sus bonos por bonos de la República de Venezuela a la par, con PdV comprometiendo sus activos al soberano para asegurar su obligación de reembolsar a la República. Este modelo debería proteger los activos de la compañía petrolera de embargos preventivos o confiscación por otros acreedores mientras se resuelve una reestructuración más amplia, según Lee Buchheit, un experto en deuda soberana y socio de la firma de abogados Cleary Gottlieb, con sede en Nueva York.

Buchheit dice que las sanciones de los Estados Unidos actualmente impiden ese enfoque, pero que las sanciones podrían relajarse bajo una nueva administración en Caracas.

El precedente más cercano para este enfoque es el miembro iraquí de la OPEP después de la caída de Saddam Hussein en 2003, le dice Buchheit a Argus . En ese caso, los tenedores de bonos aceptaron 10.25 centavos por dólar para sus reclamos de la era Saddam luego de que el Consejo de Seguridad de la ONU inmunizó los activos de Irak de la incautación por parte de los acreedores.

Pero a diferencia de Iraq, la mayor parte de la deuda venezolana no está en manos de los acreedores bilaterales del Club de París, sino más bien de tenedores de bonos, China y Rusia, y otros demandantes que tienen importantes premios de arbitraje.

Entre las compañías con premios de arbitraje impagos se encuentran ExxonMobil y la minera canadiense Crystallex.

Fuente: Argus Media

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Be the first to comment on "Pdvsa acosada por lluvia de cobros financieros en noviembre"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*