Venezuela sale a renegociar la deuda en tiempos inoportunos

JOSE SUAREZ NUÑEZ

El anuncio de que el Gobierno va a renegociar la deuda será un acontecimiento de grandes números y el economista Haussman, después de señalar que las medidas del presidente Trump son más severas, que si hubiera decidido no comprar más petróleo a Venezuela.

Además  serán necesarios 100 mil millones de dólares, para que sea como un tsunami, que no pueda ser entorpecido, porque  la deuda  al menos  en libros es superior a ese monto.

Hay un nuevo elemento informativo y es el artículo de hoy de “El Estímulo” firmado por su editor Omar Lugo. Es una nota periodística imposible de superar, porque además de los grandes números, se mete en los rincones de los pequeños números como la deudas locales, imperceptibles para los grandes negociadores, pero muy fuertes para el comercio local del día. Debe guardarse, para luego hacer comparaciones con lo que suceda, porque la respuesta la tienen los prestamistas y es tan gruesa, que varios gobiernos y organismos internacionales tendrán  que opinar

Pero están sucediendo otras cosas y movimientos. En Alemania, el núcleo de la economía de la eurozona, los rendimientos de los bonos a 10 años han aumentado a positivo: 44 puntos (0,44%) frente a los 19 negativos (0,19%). En España, las tasas de interés a 10 años han aumentado más de 30 puntos en las últimas semanas.

En Japón, el rendimiento del bono gubernamental a 30 años de referencia ha aumentado más de 17 veces. Lo peor de todo, es que el costo de asegurar contra una deuda soberana real por defecto en Japón,  está aumentando.  Simplemente aumentó un 60% en unas pocas semanas, hasta un máximo de 15 meses.

Esta acción preocupante es precisamente lo que vimos desde el comienzo de la crisis de la deuda griega hace unos años. Esta aflorando un cansancio contra los gobiernos, que siempre están superando sus gastos de sus ingresos, incluyendo a los más ricos del Medio Oriente, que han planteado un barril a 107 dólares, para poder atender a sus necesidades.

Lo que está sucediendo es que los inversionistas inteligentes están comenzando a entenderse y .saben que la Reserva Federal de EEUU, ya está comenzando a dar marcha atrás, después de años de impresión masiva de dinero.

Saben que la Fed acaba de lanzar un programa para compensar  realmente su balance general, vendiendo  bonos del Tesoro a un ritmo de alrededor de $10.000 millones mensuales.

Sabían que el Banco Central Europeo estaba  a punto de anunciar su propio programa de venta de bonos que comenzaría en su reunión del  26 de octubre.

El mercado sabe que la situación de la deuda de Japón está fuera de control.

En Estados Unidos hay varias señales cuando la FED compra bonos por sugerencias del FOMC (Comité Federal del Mercado Abierto) puede estar relajando el crédito haciendo que su equipo en Nueva York compre bonos del Tesoro, para inyectar dinero en el sistema bancario, y en la economía en general.

Al haber más dinero en circulación la tasa interbancaria baja, con lo cual resulta más fácil para los empresarios,  negociantes y comerciantes pedir dinero prestado.  En la FED de Estados Unidos tienen presentes dos consejos  que dejó Greenspan, en su paso por la organización: vigilar la tasa intercambiaría, que es la estrategia elemental, para evitar la recesión o luchar contra ella y contra la inflación.

La tasa intercambiaría la pactan los bancos por la noche, para cubrir la situación de sus bonos a la mañana siguiente.

Aquí lo vimos también en 1983 cuando la tasa intercambiaría estaba inquieta. La otra recomendación de Greenspan  que no  aplica a Venezuela, es no seguir  desconociendo a Wall Street, que estaba creciendo exageradamente y aparecían grandes nuevas fortunas y mucha prosperidad y señales poco trascendentales, como la casi inmediata entrega de los transportistas,  de las fábricas al comercio mayor y menor, que significaba una urgente acción de compras.

Esto sucedía durante la administración de Ronald Reagan.

Pero, cuando la FED quiere restringir el crédito vende bonos del Tesoro. Esto empieza a retirar el dinero del sistema bancario y de la economía. Con menos dinero en circulación,  la tasa intercambiaría se eleva haciendo más difíciles los préstamos. Señaló como referencia la FED porque Estados Unidos es la principal potencia financiera mundial, y su gobierno tiene sus enredos con el gobierno venezolano.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Be the first to comment on "Venezuela sale a renegociar la deuda en tiempos inoportunos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*