EEUU y la Opep podrían enfrentarse por el control del mercado petrolero

Estados Unidos, que era un importador neto de petróleo de volúmenes superiores de 20 millones  de barriles diarios, apoyados por la tecnología del fracking y otra novedades de exploración y perforación, con la explotación de gas y petróleo de lutitas, en un lapso de 4 años saltó de una producción de 4.3 millones de barriles diarios a más de 9 millones de barriles diarios, para convertirse en el mayor exportador mundial de líquidos por encima de Arabia Saudita y Rusia.

La producción de lutitas no ha sido impulsado por las grandes como Exxon, Shell, Chevron, Total y otras “Big Oils”, sino por los productores independientes de Estados Unidos, que sólo son perforadores de crudos y gas y no refinan, transportan y comercialización petróleo. Su producción la pasan a otras empresas independientes como ellos, lo cual les permite afilar el lápiz para subir y bajar los costos.

Pero está planteado que Estados Unidos, se ha puesto por delante de los tres grandes y la actual Opep, no es la misma organización que en1973 y 1978, pudo lanzar un embargo petrolero, haciendo temblar el mercado y subir los precios de 2 a 14 dólares en el 73 y llegar a 34 dólares el árabe liviano en el 78. Ya fue desechada la idea de que petróleo escasearía. Ahora se sabe que sólo se ha extraido la cuarta parte de las reservas probadas.

Bloomberg, en un reportaje desde Londres señala que el cambio que se ha producido en el mercado, por la irrupción de EEUU sacudiendo el mercado y echando a un lado que era el mejor comprador de crudos de Arabia Saudita y de la OPEP, y ha forzado al cartel  a una alianza con Rusia, que durante décadas fue su gran rival en el control del mercado mundial petrolero.

Las lutitas de Estados Unidos van a crear el más serio enfrentamiento entre la revolución del crudo de esquisto de Estados Unidos y está en camino de ser el mayor auge del petróleo y el gas en la historia, convirtiendo a una nación a merced de las importaciones extranjeras en un actor global. Ese cambio sísmico hizo añicos el predominio de Arabia Saudita y el cártel de la OPEP, forzándolos a una alianza con su rival ruso desde hace mucho tiempo para mantener el control de los mercados mundiales.

Bloomberg dice que hasta  ahora ha funcionado que  las reservas mundiales de petróleo están drenando y los precios están cerca de los máximos de dos años. Pero mientras la Organización de Países Exportadores de Petróleo y Rusia se preparan para reunirse en Viena esta semana para ampliar los recortes de producción, los ministros tienen poca idea de los montos que va a subir nuevamente, la producción de esquisto de EEUU.

“Los recortes de producción han resultado efectivos y correcta la decisión tomada y el hecho de  llegar a un acuerdo con Rusia fue crucial”, dijo Paolo Scaroni, vicepresidente de NM Rothschild & Sons y ex director general de la petrolera italiana Eni SpA. No obstante, “la OPEP no tiene el mismo poder. El hecho de que Estados Unidos se convierta en el mayor productor de petróleo del mundo es un cambio dramático”.

Para los miembros de la OPEP, lo que está en juego no podría ser mayor, porque hay otras novedades,  agrega Bloomberg. El Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, se está embarcando en una transformación económica radical del reino, que incluye una venta parcial de su compañía petrolera estatal que podría ser la mayor oferta pública de la historia.

También en el reporte cuenta novedades que Venezuela, tambaleante tras años de recesión y una abrumadora carga de la deuda, está al borde de la implosión política.

Los esfuerzos de los productores por eliminar el excedente de petróleo están comenzando a dar sus frutos. Han drenado el exceso de inventarios en las naciones desarrolladas este año en 183 millones de barriles, o más de la mitad del exceso, que ahora es de aproximadamente 154 millones de barriles,  según datos de la OPEP. Eso ha revivido los futuros de crudo negociados en Londres, que cayeron por debajo de $45 por barril este verano, a un máximo en dos años de $64.65 el 7 de noviembre.

Ese éxito de alguna manera contrarresta las acusaciones de que la OPEC había caducado de la fuerza y poder dominante en el mercado de los años 1970 y 1980 en irrelevancia. A pesar de que sus 14 miembros todavía extraen el 40% del petróleo mundial, su participación ha disminuido desde los días en que la OPEP mantuvo dominada la economía global.

“La gente podría haber pensado que la OPEP estaba muerta, pero el ministro saudí Khalid Al-Falih logró establecer acuerdos y alianzas dentro de la OPEP y no OPEP, como Rusia, para restringir la producción”, dijo Luis Giusti, asesor del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales y ex CEO de la empresa estatal Petróleos de Venezuela.

Incluso hay indicios de que los opositores de la OPEP, las docenas de perforadores que explotan los yacimientos de petróleo de esquisto en Texas y Dakota del Norte, están perdiendo impulso. Es posible que las empresas ya hayan exprimido los costos y maximizado la productividad tanto como sea posible, y sus inversores finalmente insisten en que se les regresen las ganancias en lugar de volver a invertir en más perforaciones.

Mark Papa, CEO de Centennial Resource Development Inc. y considerado uno de los fundadores de la industria, dijo en septiembre que Shale “no es casi el Big Bad Wolf que todo el mundo piensa”.

Un aumento de un año en la perforación por parte de los operadores estadounidenses pareció alcanzar una meseta en julio, según los datos de Baker Hughes Inc., y compañías como Pioneer Natural Resources Co. han reducido sus objetivos de producción.

Las perspectivas para la pizarra (lutitas) son tan oscuras que cuando los funcionarios de la OPEP invitaron a expertos de la industria a informarles sobre el tema la semana pasada, se sintieron perturbados por la diversidad de opiniones. El veterano comerciante de crudo Andy Hall, cuya decisión de cerrar su principal hedge fund este año se debió en parte a la imprevisibilidad de shale, le dijo a la organización que las estimaciones de crecimiento para 2018 varían de 500,000 bpd a 1.7 MMbpd.

Sin embargo, la paradoja básica confrontar la OPEP es que cuanto más se logra reforzando los precios, más se envalentona a los exploradores de esquisto y otros competidores, dijo Mike Wittner, jefe de investigación de mercado de petróleo de Societe Generale SA en Nueva York.

Los aumentos en la producción de petróleo de Estados Unidos el próximo año serán lo  suficientemente grandes como para cancelar gran parte de los sacrificios hechos por la OPEP y Rusia, dejando el excedente más o menos intacto, según las proyecciones de la Agencia Internacional de Energía. El reciente repunte de los precios podría energizar aún más la pizarra.

En lugar de poder declarar la victoria el año próximo y restaurar la producción que han detenido, la OPEP podría verse atrapada en una lucha abierta, dijo Wittner. Ahora que están en eso, no veo cómo salgan de él”, agregó  Wittner. “Necesitan continuar la gestión del suministro en el futuro previsible”. La necesidad de cooperar indefinidamente podría tensar la asociación entre Arabia Saudita y Rusia.

Mientras que la alianza saudita-rusa les ha permitido llamar a una “tregua en la batalla por la participación de mercado”, pueden terminar peleándose por clientes otra vez cuando se enfrentan a una marea implacable de exportaciones de crudo de los EEUU, Dijo Ed Morse, jefe de commodities  investigación en Citigroup Inc. en Nueva York.

Con las exportaciones de crudo de Estados Unidos subiendo desde cero hasta hace tres años hasta ahora excediendo los envíos combinados de los miembros más pequeños de la OPEP, parece cada vez más como si el enfrentamiento entre el cartel y lo que antes era su mayor cliente “tiene un final”, dijo Morse .

“Y el final es que hay una gran cantidad de lutitas en el mundo”.

Fuente: Bloomberg

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Be the first to comment on "EEUU y la Opep podrían enfrentarse por el control del mercado petrolero"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*