Una técnica de Shell podría frenar el colapso de producción de Pdvsa

El ingeniero petrolero de esquisto Oscar Portillo se pasa el día perforando hasta cinco pozos a la vez, sin siquiera poner un pie en una plataforma.

Parte de un equipo que trabaja para reducir un tercio el costo de la perforación de una nueva lutita, Portillo trabaja desde una oficina de Royal Dutch Shell Plc en los suburbios de Houston, con la vista fija en 13 monitores, que muestran datos de velocidad, temperatura y otras métricas mientras ayuda controle las plataformas a más de 500 millas, (805 km) de distancia en la Cuenca del Pérmico, el yacimiento petrolífero más grande de los EEUU.

Durante la última década, las pequeñas compañías petroleras han liderado la tecnología de esquisto bituminoso, recortando los costos casi a la mitad con avances como la perforación horizontal y el fracking hidráulico que convirtieron a Estados Unidos en el exportador de energía de más rápido crecimiento del mundo.

Ahora, las grandes petroleras que tardaron en apoderarse de la lutita, buscan mayores eficiencias mediante la adaptación de tecnologías para operaciones costa afuera, altamente automatizadas a la lutita y buscando avances en la digitalización que han reconfigurado las industrias desde la fabricación de automóviles hasta la venta minorista.

Si tienen éxito, la capacidad de la industria petrolera de Estados Unidos para traer más pozos a la producción a un costo menor podría aumentar la producción futura y las ganancias de la compañía. Las empresas también podrían frustrar el esfuerzo continuo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con sus recortes de producción  para drenar un exceso de petróleo global.

“Estamos llevando la ciencia al arte de perforar pozos”, dijo Portillo.

El impulso tecnológico se produce en medio de las preocupaciones de que las ganancias de shale en Estados Unidos se estén desacelerando, a medida que los inversores presionen por mayores rendimientos financieros. Muchos inversionistas quieren que los productores restrinjan el gasto, y se concentren en generar mayores retornos, no en el volumen, lo que hace que algunos dejen de perforar.

La producción en la mayoría de los productores de esquistos bituminosos que cotizan en bolsa aumentó solo un 1,3% en los primeros tres trimestres de este año, según Morgan Stanley.

Pero muchos productores de esquistos de EEUU, prometieron durante las revelaciones de ganancias del tercer trimestre ofrecer mayores retornos a través de la tecnología, y muchos pronosticaron aumentos de producción agresivos en 2018.

Chevron Corp está utilizando drones equipados con imágenes térmicas para detectar fugas en tanques de petróleo y tuberías a través de sus campos de lutitas, evitando inspecciones de tierra tradicionales y paradas prolongadas.

Ryan Lance, director ejecutivo de ConocoPhillips, el mayor productor independiente de petróleo y gas de EE. UU., ve una gran oportunidad para aumentar las ganancias y la producción. Conoco también supervisa las operaciones de perforación remota de forma similar a Shell.

“Las personas que no tienen pizarra en sus carteras no lo entienden, francamente”, dijo Lance en una entrevista. “Piensan que va a desaparecer rápidamente debido a las altas tasas de declive, o que el recurso no es tan sustancial. Están equivocados en ambos aspectos”.

Shell, en una iniciativa llamada “iShale”, ha reunido tecnología de una docena de proveedores de yacimientos petrolíferos, incluidos dispositivos del especialista submarino TechnipFMC Plc que separa la arena de fracking del crudo y el software de control de pozos de Emerson Electric Co, para llevar más automatización y análisis de datos a operaciones de esquisto.

Una idea tomada de proyectos en aguas profundas es el uso de sensores para ajustar automáticamente los flujos de los pozos y controlar los separadores que dividen el gas natural, el petróleo y el agua. Hoy en día, estos sistemas submarinos son caros porque están construidos para operar a las presiones y temperaturas extremas que se encuentran a miles de kilómetros bajo la superficie del océano.

 Fuente: www.rigzone.com
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Be the first to comment on "Una técnica de Shell podría frenar el colapso de producción de Pdvsa"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*