El Centro Pew Research realizó una encuesta global  con una pregunta específica: “¿La vida en su país hoy es mejor o peor a lo que era hace 50 años para gente como usted?”. Esa consulta fue planteada a casi 43.000 ciudadanos de 38 países de todo el mundo.

Las naciones latinoamericanas, en su gran mayoría, mostraron una opinión pesimista en relación a lo sucedido en su país en los últimos 50 años.

Venezuela quedó al fondo de la tabla, como el país en el que más encuestados respondió que su país está peor. No es de extrañar, teniendo en cuenta que la nación caribeña está atravesando la peor crisis política, económica, social y humanitaria de su historia.

Medio siglo atrás, en tanto, Venezuela estaba en plena restauración de la democracia, luego del golpe de Estado en 1958 a Marco Pérez Jiménez. Lo propio ocurría en Colombia, donde un año antes había sido derrocado Laureano Gómez.

El 72% de los encuestados venezolanos consideró que el país está peor; mientras que sólo el 10% opinó lo contrario. Asimismo, Pew Research detalló que apenas el 20% sostuvo que en la actualidad las condiciones del país “son buenas”.

En estas décadas, la región experimentó dictaduras, profundas crisis sociales, políticas, y económicas. Según Pew Research, la correlación que se evidenció en el estudio entre las evaluaciones económicas y las opiniones del pasado fue bastante grande.

México se ubicó apenas por detrás de Venezuela: un 68% de los encuestados dijeron que su país está peor y sólo 13% dijo estar mejor. Lo siguió Jordania (57% dijo estar peor) y en el cuarto puesto entre los pesimistas quedó Argentina: 51% de los encuestados aseguró que su país está peor y apenas 23% dijo que está mejor.

Perú y Brasil son los otros países latinoamericanos que integran el lado de la tabla en la que predominó la percepción negativa sobre la evolución del último medio siglo. El 46% de los peruanos dijo estar peor (el 29%, mejor), al igual que el 49% de los brasileños, pero con sólo una diferencia menor, de 14 puntos, sobre el 35% que dijo que su país ha mejorado.

En la parte alta del ránking, es decir, entre quienes manifestaron una visión “optimista”, el único de la región fue Chile: el 38% dijo que hoy en día está peor, mientras que el 46% aseguró estar mejor.

En el resto del mundo la situación también era bien diferente, con la Guerra Fría como gran protagonista de esos años. El panorama estaba dividido entre aliados de Estados Unidos y los de la Unión Soviética. Esperanza de vida, bienestar, tecnología, conflictos militares, cambio climático, y desarrollo humano, son algunos de los factores que protagonizaron la agenda en las últimas décadas.

Vietnam (88%), India (69%) y Corea del Sur (68%) son los tres países que tuvieron la evaluación más optimista de su presente, respecto a hace 50 años. Esas sociedades vivieron una drástica transformación económica desde fines de la década de 1960. En el caso de Vietnam, a su vez, también se puede mencionar la guerra que sostuvo con EEUU.

A ellos le siguen Japón (65%), otra nación que tuvo un cambio radical, Alemania (65%), Turquía (65%), y Holanda (64%), entre otros.

Sin embargo, en el informe de Pew Research también hay países de los considerados “desarrollados” que tuvieron una opinión negativa respecto a su presente. Los casos más resonantes son los de Estados Unidos (41%), Francia (46%) e Italia (50%).

En el caso de países africanos, Sudáfrica (47%) y Tanzania (43%) son los únicos que están en el parte positiva del listado. Debajo de la media, con una opinión pesimista, se encuentran Senegal (45%), Nigeria (54%), Kenia (53%), Ghana (47%) y Túnez (60%).

En Medio Oriente, por su parte, una de las regiones con más conflictos armados en las últimas décadas, también prevalece una consideración pesimista de la actualidad: Líbano (54%) y Jordania (57%). El único país con una visión diferente es Israel, donde el 52% dijo estar mejor.

“Los eventos únicos en la historia de los países individuales no pueden ignorarse cuando se considera por qué los públicos son más positivos o negativos con respecto a cómo se compara el presente con 50 años atrás. Sin embargo, nuestro análisis también indica que las opiniones de la economía actual son un fuerte indicador de si las personas dicen que la vida para ellos es mejor hoy que hace 50 años, incluso cuando se controlan los factores demográficos de ingresos, educación, género y edad”, apunta el estudio.

“De hecho, en todos los países analizados, las personas con puntos de vista positivos sobre la economía actual son 30 puntos porcentuales más propensos que aquellos con opiniones negativas a decir que la vida ha mejorado”, agrega.

Para ejemplificar este aspecto, Pew Research resaltó el caso de Vietnam, que además de haber registrado una opinión positiva del 88%, el 91% consideró que la economía va por buen camino. O al menos en un mejor camino que hace medio siglo.